El fin de la gripe y moco en los pulmones esta en este parche, los médicos lo saben y lo ocultan

No es un misterio que el jengibre es una raíz natural bastante útil para tratar ciertas condiciones del organismo.

Es especialmente útil para combatir cualquier problema respiratorio, tales como la tos, la flema, la gripe, entre otros. En esta ocasión te daremos una receta ideal para expulsar la flema y controlar la tos, especialmente para los niños.

Además de ser realmente desagradable y muy molesta, el resfriado suele ser el primer paso para un problema respiratorio mucho más grave. Lo peor es que si nuestro niño se encuentra con una de estas infecciones, puede ser bastante complicado tanto para él como para ti. Además de no permitirle respirar bien, en las noches es cuando más explota la infección impidiendo que logre dormir tranquilo y esto cause más consecuencias negativas.

Los jarabes para niños suelen ser bastante sabrosos y dulces, además de que ayudan a conciliar el sueño y mejoran la condición de los pequeños, sin embargo, existen métodos naturales a base de jengibre que también mejoran considerablemente la condición de los niños cuando tienen este tipo de infecciones. Ahora bien, te presentaremos la mejor manera de combatir las infecciones respiratorias con la ayuda del jengibre y la miel.

Envolturas de jengibre y miel contra las infecciones respiratorias

tos

El tratamiento que te enseñaremos a continuación es ideal para los niños, sin embargo, también puede ser usado por adultos. La miel, como el jengibre, es un excelente ingrediente para enfrentar los problemas respiratorios. Este tratamiento es simple, se hace rápido y es bastante efectivo, necesitaremos lo siguiente:

  • Miel
  • Jengibre
  • Aceite de coco
  • Servilletas
  • Gasa
  • Harina
  • Vendaje

Proceso y aplicación

  • Mezcla la harina y la miel hasta obtener una pasta, luego agrega el aceite de coco y jugo de jengibre.
  • Vierte la mezcla en una servilleta y aplica sobre ella una gasa
  • Aplica la envoltura sobre el pecho o la espalda a la altura de los pulmones y tapa con un vendaje
  • Si es para tu hijo, aplica la envoltura dos o tres horas antes de acostarlo.
  • Para los adultos, estos pueden usarlo toda la noche, pero debemos tener en cuenta la sudoración y otros factores.
  • Lo mejor de todo es que no tiene efectos secundarios y es altamente efectivo, así que dile adiós a las infecciones respiratorias gracias al jengibre.